Manchones

A unos seis kilómetros de Daroca, Manchones está enclavado en un hermoso paraje de enorme interés junto al río Jiloca. Cuenta con vestigios antiguos, un yacimiento celtibérico denominado Valdeager situado sobre la cima de un cerro amesetado, de similares características a otros del entorno.

La iglesia parroquial dedicada a la Conversión de San Pablo, situada en el centro del pueblo, destaca por su restaurada torre de tres cuerpos a los pies del edificio rematado en capitel de pirámide. Construida en fábrica de ladrillo y tapial, alberga en su interior un cáliz gótico y una interesante talla de madera del siglo XV que representa a Cristo crucificado.

Destacan la ermita barroca de la Virgen del Pilar, de finales del siglo XVIII, así como la ermita de San Roque, la casa consistorial y los peirones de San Pablo, San Vicente y San Gregorio.
 
Respecto a la arquitectura del agua, el principal cauce discurre por la acequia de Monteagudo, al margen derecho del Jiloca.
 
Como elementos arquitectónicos destacaremos un Acueducto sobre la vía del ferrocarril, el molino harinero y dos fuentes, una de ellas de tipo monumental, construida en el siglo XVIII en piedra sillar.
Iglesia de la Conversión de San Pablo
Fuente
Vista con Manchones de fondo
Vistas desde el pueblo
Ermita de la Virgen del Pilar
Iglesia de la Conversión de San Pablo
Detalle de la Campana de la Iglesia

© 2012 | Comarca Campo de Daroca | Creditos