Villarroya del Campo

Este municipio se asienta al pie de un pequeño relieve en la confluencia de los arroyos Orcajo y Villarroya, al pie de un pequeño reñieve llamado EL Castillo donde se encuentran restos de sillares de piedra del primer asentamiento. Y es que los primeros pobladores fueron los celtíberos que, en torno al siglo V antes de Cristo, situaron un poblado en la parte alta y plana del relieve, al igual que hicieron en otros muchos lugares en el Campo de Romanos y la comarca del Jiloca. Se trataría de un conjunto de pequeñas construcciones de barro rodeadas de una muralla defensiva a base de grandes piedras toscamente trabajadas. Para aislar el asentamiento y aumentar el carácter defensivo del relieve los celtíberos excavaron un gran foso en la roca.

Se extiende en la planicie a la sombra de un monte sobre el que se erige la ermita de san Bartolomé s. XII, la cual fue construida en la misma época aproximadamente que la fundación del pueblo. Se trata de un sencillo edificio de tapial y ladrillo, donde destacan unos potentes contrafuertes de piedra. En el interior de la ermita se encontraba un valioso retablo gótico del siglo XV, que recientemente fue trasladado a la iglesia de la Virgen del Rosario.

La iglesia, de estilo barroco,  está dedicada a la Virgen del Rosario y en su interior guarda uno de los mayores retablos góticos de la comarca. Presenta 3 calles y 31 tablas, pertenecientes en origen a tres retablos diferentes, dos datados en el siglo XV y uno en el XVI. Se cree que, al menos uno de los autores podría ser el maestro Blasco de Grañén.
 
A nivel de arquitectura popular, existe un lavadero junto a la iglesia, un peirón dedicado a la Virgen del Pilar situado a la entrada del pueblo, la antigua fragua o el horno de leña, todos recién restaurados.  
Es conocida también la bondad de las aguas de Villarroya del Campo. El término acoge las fuentes de la plaza, del Salz y del Botear, en este último, existen unos merenderos y una buena sombra para contemplar el paisaje y disfrutar de la tranquilidad. 
A la orilla del arroyo Villarroya, en su tramo urbano, se encuentra el parque municipal de reciente creación, con pista deportiva, juegos infantiles, pista de petanca y juegos tradicionales y zonas de paseo pavimentadas. 
 
Peirón
Torre de la Igleisa de la Virgen del Rosario
Retablo interior de la Iglesia
Retablo interior de la Iglesia
Detalle de la Iglesia
Retablo interior de la iglesia
Detalle de la Iglesia
Detalle del retablo interior de la iglesia
Ermita San Bartolomé
Detalle de la Iglesia
Ermita San Bartolomé

© 2012 | Comarca Campo de Daroca | Creditos